1.1.10

Mirar, entender y actuar

Las exposiciones están hechas para ser vistas, pero también para ver cómo se viven en ese momento, ser entendidas y experimentarlas después si se quiere. De este modo se crea una exposición dentro de otra, tan interesates las dos cuando de participación se trata.


En septiembre del año pasado me encontraba visitando el MOMA cuando ví esto en una de sus salas.



El espacio era recorrido por una especie de hormigueo constante, más intenso en unas zonas que en otras.
Los visitantes se median ante las paredes como lo harían unos padres con sus hijos a medida que van creciendo.


Una pequeña línea horizontal, el nombre de pila y la fecha es lo que conforma La medida del universo, de Roman Ondák.

Una performance en la que se conformaba una nueva constelación que nos rodeaba incluyéndonos en ella como parte, observador o ambas. No os puedo enseñar la mía pues quedó oculta en la gran maraña ininteligible.

Vicky TruLLO

roman ondák en MOMA

2 comentarios:

Anónimo dijo...

M'agrada.
(mode facebook :D)

MSiM

Tururu dijo...

madremia, madremia, madremia lo que me ha inspirado esta entrada. Gracias :D