25.2.10

¿Qué opinión os merecen las copias en el diseño de mobiliario?



La copia ha existido siempre. Hasta Chippendale era copiado, en el siglo XVIII, por ebanistas coetáneos y posteriores que intentaban reproducir sus piezas hasta el mínimo detalle. En la actualidad nos encontramos en el auge de la copia. Algunos diseñadores se han llegado a conocer, frente al gran público, más por ser copiados que por sus creaciones. ¿A quién no le suenan los Eames, Le Corbusier, Mies o Aalto? ¿Estamos frente al "vale todo" o podrían llegar a ser lícitas las copias que se publiciten como tales?
En este vídeo se trata el tema con cierto humor, el que, en muchas ocasiones, permite romper barreras y abrir diálogo.

2 comentarios:

matsu dijo...

bueno, este tema es algo candente en la actualidad y mas si que cabe en terrenos como la musica o el cine, jejeje.

en mi opinion y experiencia, me encanta todo lo que es original, pero si miro mi bolsillo no puedo permitirme ninguno de esos "lujos" que llamamos piezas de diseño en mi casa... sueño con la lounge de los eames, pero esos mas de 6000 euros que cuesta la origina, echan para atras, a no se que se tenga una buena cartera, que por desgracia, no es mi caso :D

hace unos meses estuve buscando sillas para el comedor, queria algo que se ajustara a mi bolsillo pero a la vez que me gustara -el objeto tiene que "llamarme"- y que cumpliera con su funcion perfectamente. con la palabra "chair" en ebay, ya descartadas tiendas fisicas, encontre las plastic chairs de los eames, a un precio que una silla normal no podria competir. ademas resulto que la calidad es estupenda.

asi que, original SI, siempre que puedas permitirtelo, copias SI porque todos tenemos derecho a tener objetos que nos gusten en casa, sean de diseño o no. saludos

Mario Quijano dijo...

Estoy en contra de las copias, pero reconozco que tengo varias sillas Jacobsen que son -casi- iguales a las originales (me parece la mejor silla que jamás se ha diseñado).

Creo que los diseños originales están habitualmente fuera del alcance de la gran mayoría, por lo que no tengo demasiados reparos en comprar buenas copias... ¡que tampoco son baratas!

Saludos